Días sin clase

Qué hacer con los niños durante sus casi dos meses de vacaciones es la pregunta que agobia a muchos padres. ¿La respuesta? Ni muchas actividades que los saturen ni tan pocas que les hagan perder el tiempo

Hay quien piensa que durante las vacaciones se debe continuar de algún modo el aprendizaje académico; sin embargo, otro tipo de experiencias resultan fundamentales para el desarrollo. Las vacaciones son quizá muy largas, pero si pensáramos que la diversión, la distracción y los juegos son una pérdida de tiempo nos estaríamos olvidando de la importancia del mundo afectivo, del desarrollo de la autoestima y de la capacidad para relacionarnos con otras personas.

Cuando terminan el curso están cansados. Por lo general, han hecho un gran esfuerzo y quieren jugar por la casa y disfrutar sin horarios ni obligaciones. El hogar se altera bastante, pero también se hace más distendido si los adultos somos capaces de aceptar esa falta de rigidez. Es preferible, pues, que se vayan a los campamentos a partir del mes de julio.

Después, es el momento de realizar otras actividades, siempre acordadas con ellos. Para los que han suspendido algunas asignaturas, habrá que organizar (teniéndolos en cuenta) un plan de estudios para el verano. Incluso a los que han suspendido alguna asignatura conviene dejarles también unos días de descanso después de las clases.

Es mejor no ponerles demasiadas actividades desde el primer día de vacaciones ni obligarles a realizar aquellas tareas que no les gustan para llenar el tiempo libre.

El miedo a que se aburran tiene mucho que ver con desconfiar de sus posibilidades imaginativas. El aburrimiento, lejos de ser malo, puede conducirles a inventarse algún juego o a fijarse en otras cuestiones en las que no solían reparar.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando planificamos las vacaciones son:

  • Las relaciones con los amigos y la familia. Es importante mantener y cuidar sus amistades. El juego con otros niños es la mejor forma de que aprendan solidaridad y camaradería, además de enseñarles a organizar lazos afectivos. También hay más tiempo para establecer lazos con otros miembros de la familia como abuelos, primos…
  • El ejercicio físico y el contacto con la naturaleza son muy saludables. Es la mejor opción para que aprendan a medir sus fuerzas y cuiden su cuerpo.
  • La naturaleza les enseña muchos aspectos de la vida que no pueden ver en las aulas.
  • Si tienen que estudiar en verano, conviene acordar un plan con ellos. Si se les deja un tiempo de descanso, podrán ponerse a estudiar después con más ganas y menos rechazo.

Términos clave: Campamentos Zaragoza, Colonias urbanas Zaragoza, Vacaciones escolares

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: